marchacienfuegos.jpg
Residentes en el sector Cienfuegos de Santiago marcharon contra la violencia.
 

Manifiesto entregado por las organizaciones de Cienfuegos, Distrito Municipal Santiago Oeste 

SANTIAGO, REPÚBLICA DOMINICANA. Quienes participamos en la marcha ¨Un paso por la esperanza y paz social de Santiago Oeste¨ expresamos nuestra preocupación por el grave nivel de inseguridad ciudadana que viven en estos momentos las comunidades de Cienfuegos, Distrito Municipal Santiago Oeste.

Para quienes participamos en esta actividad resultan inadmisibles las condiciones de violencia, atracos y rezago social que persisten en nuestra comunidad, a lo que se añade un contexto de nerviosismo, generado tanto por los delincuentes y los antisociales, como por los abusos cometidos por la fuerza pública que hace las redadas de manera indiscriminada.

Rechazamos que Santiago Oeste no existan verdaderas políticas públicas, la implementación de programas que enfrenten los males sociales y un verdadero plan de seguridad ciudadana.

En un Estado democrático, la seguridad ciudadana, la prevención y el control a las diferentes expresiones de violencia y del delito, son las condiciones esenciales que garantizan la equidad, la gobernabilidad, la convivencia pacífica, promueven el desarrollo económico y social en lo local y nacional, y contribuyen por ende al desarrollo humano sostenible de sus habitantes.

El Artículo 7 de la Constitución dominicana, nos dice que somos un Estado Social y Democrático de Derecho, organizado en forma de República Unitaria, fundado en el respeto de la dignidad humana, los derechos fundamentales, el trabajo, la soberanía popular y la separación e independencia de los poderes públicos.

En materia de seguridad ciudadana, la ley 1-12 sobre la Estrategia Nacional de Desarrollo-END- incorpora el siguiente objetivo específico: construir un clima de seguridad ciudadana basado en el combate a las múltiples causas que originan la delincuencia, el crimen organizado y la violencia en la convivencia social incluyendo la violencia contra la mujer, niños, niñas y adolescentes, mediante la articulación eficiente de las políticas de prevención, persecución y sanción; y las líneas de acción siguiente: a) promover y articular mecanismos para concienciar a las familias, comunidades y organizaciones sociales sobre la importancia de la educación en valores para la convivencia social y la paz; b) Impulsar un modelo de Policía Comunitaria al servicio de los intereses de la población.

La seguridad pública debe garantizar la convivencia pacífica y el orden público, proteger la ciudadanía mediante mecanismos de prevención del delito y buena administración de justicia.

Las autoridades competentes deben alcanzar los fines de la seguridad pública mediante la prevención, persecución, y sanción de las infracciones y delitos, así como la reinserción social del delincuente y del menor infractor. El Estado debe combatir las causas que generen la comisión de delitos y conductas antisociales y debe desarrollar políticas, programas acciones para fomentar en la sociedad valores culturales y cívicos que induzcan a la legalidad.

Asumimos que es urgente:

Designar Policía Escolar en los Centros Educativos Públicos de Santiago Oeste.

Instalar cámaras del 911 en los Centros Educativos Públicos de Santiago Oeste.

Reactivar la Mesa de Seguridad Ciudadana en Santiago Oeste.

Impulsar la modificación al Código del Menor porque da mucha protección.

Ante esta situación y con este manifiesto, las organizaciones presentes, entre ellas, la Asociación para el Desarrollo de Cienfuegos -adecuci, la Coordinadora de Juntas de Vecinos Santiago Oeste -COJUVESAO-, la Iglesia Santa Marta, Participación Ciudadana, Consejo para el Desarrollo Barrial del Mella 2, la Red Mujeres por el Desarrollo de Cienfuegos y las diversas organizaciones sociales que forman la fuerza viva de la comunidad, queremos llamar la atención sobre el agravamiento de la paz social, la convivencia sana y la falta de protestación social que en este momento sufren los moradores de Cienfuegos y sectores adyacentes por lo que exigimos las mejora de lo sistema público que garanticen el bienestar social del Distrito Municipal Santiago Oeste.

Los conflictos que se presentan en la sociedad del Distrito Municipal Santiago Oeste deben tener un tipo de respuesta acorde a su magnitud; y en el caso de Julio José Valerio -Ricaury-, hemos decidido dar un plazo de treinta (30) días a partir de este 4 de febrero para que el Juez a cargo de conocer el caso aplique la medida de coerción correspondiente.

Una calidad de vida óptima de todas las comunidades de Santiago Oeste no puede existir si no se garantiza el bienestar social y el respeto de todos sus ciudadanos y particularmente a los más excluidos; y por tal sentido, “Un paso por la esperanza y paz social” es el anhelo de quienes residen en esta laboriosa y ejemplar comunidad que lleva el nombre de Santiago Oeste.

NOTICIAS RELACIONADAS

COMENTARIOS