dignidad.jpg

¡OTRA VEZ! ¡¡FUERA YANQUIS DE QUISQUEYA!!  

SANTO DOMINGO. Hace cincuenta y cuatro años, los anhelos de libertad y democracia del pueblo dominicano fueron truncados con el desembarco de miles de marines yanquis, quienes por segunda vez en el siglo XX violaron la soberanía nacional para hoyar el suelo patrio con sus sucias botas.

Desde el 24 de abril hombres y mujeres del pueblo, junto a un grupo de militares inspirados en los valores democráticos, se levantaron contra el gobierno de facto del Triunvirato y estuvieron en las calles de Santo Domingo luchando para restablecer la Constitución de 1963 y el retorno al poder del profesor Juan Bosch sin elecciones, el cual había sido derrocado por un golpe de Estado en septiembre de 1963.

Vencidas las tropas golpistas del CEFA en la épica batalla del puente Duarte, la tarde del 27 de abril, por las fuerzas populares comandadas por los coroneles Francisco Alberto Caamaño Deñó, Ramón Montes Arache, Juan María Lora Fernández y otros militares constitucionalistas, no le quedó otra opción al gobierno de Estados Unidos de Lyndon B. Johnson que ordenar la invasión militar a la patria de Duarte y Luperón, como ya lo habían hecho en 1916, esta vez con el pretexto de venir a salvar la vida de los ciudadanos norteamericanos que se encontraban en el país, cuando en realidad de lo que se trataba era de impedir la reposición del gobierno constitucional que la mayoría del pueblo había elegido democráticamente, en las primeras elecciones  libres efectuadas en el país después de una dictadura de más de treinta años, el 20 de diciembre de 1962.

Han pasado 54 años, y el 28 de abril sigue siendo una fecha dolorosa y luctuosa para todos los dominicanos y dominicanas que verdaderamente aman esta patria, que se sienten seguidores del pensamiento y la acción del patricio Juan Pablo Duarte, quien sembró en la conciencia nacional el ideal de independencia y soberanía de nuestra nación.

Hoy al igual que ayer, el imperio del norte continúa agrediendo la dignidad y soberanía de los pueblos del mundo, especialmente los de América Latina, interviniendo de manera grosera en los asuntos internos de esos países, como sucede en los actuales momentos con los  hermanos pueblos de Venezuela, Cuba y Nicaragua, a los que trata de subyugar con acciones ilegales que violentan el derecho internacional, abrogándose el derecho a decidir  sobre su destino, el tipo de gobierno que deben tener, aplicando sanciones a terceros países para ahogarles económicamente, por lo que hoy, al igual que ayer, debemos gritar  ¡¡Go Home yanqui!!


COORDINADORA PERMANENTE DE HOMENAJE A LAS HEROÍNAS Y HEROES DE LA PATRIA

NOTICIAS RELACIONADAS

COMENTARIOS