OBMICA.png

SANTO DOMINGO, REPÚBLICA DOMINICANA.- El Centro para la Observación Migratoria y Desarrollo Social en el Caribe (OBMICA) presentará este martes 19 de marzo los resultados de la investigación exploratoria sobre la trata interna, de mujeres, niñas, niños y adolescentes en la República Dominicana, elaborada con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

La actividad se realizará en el Centro Cultural de España, ubicado en la calle Arzobispo Meriño #2, en la Ciudad Colonial, a las 4:00 de la tarde.

Una nota de OBMICA indica que se trata de estudio cualitativo  realizado por los expertos Tahira Vargas  y Segundo Maldonado Abreu,  que arroja luz sobre este flagelo en el país y que desmonta mitos y creencias sobre esta problemática compleja, con una diversidad de prácticas y modos operativos.

OBMICA tiene como uno de sus ejes de trabajo el tema de la trata de personas y el tráfico ilícito de migrantes y este trabajo promete un abordaje poco habitual de la cuestión de la trata que muchas veces se enfoca en la emigración de dominicanos-as y el riesgo de la trata.

“Este trabajo contribuye a entender cómo se  aceptan y han normalizado modalidades de trata en el país. Basados en evidencias de entrevistas con sobrevivientes de trata y de tratantes, no sólo es fuente de información,  sino experiencia que permite construir los caminos posibles para la prevención,  intervención oportuna y  el rescate”, precisa la entidad.     

La investigadora principal Vargas explica que este estudio se basó en la identificación de casos de sobrevivientes de trata, desde modalidades diversas, sin reducirse a la trata para explotación sexual y con informantes claves en Santiago, Espaillat, La Vega, San Cristóbal; Azua, Peravia, Barahona y las demarcaciones que conforman el Gran Santo Domingo.

Sobre el estudio, Bridget Wooding, directora de OBMICA, señala que los investigadores “ofrecen aportes valiosos para las políticas públicas en sus recomendaciones” y agrega que sus hallazgos desvelan “nuevas preocupaciones a las que hay que dedicar más atención”,  como la práctica de matrimonios para “honrar” a la mujer, que puede conllevar a la revictimización y la venta en matrimonio de niñas  y adolescentes, “una conversación urgente, que por acción u omisión alude  a toda la sociedad”.

“De acuerdo a la investigación, la experiencia de haber sido ‘vendidas’ en matrimonio deja a las niñas en un callejón sin salida: más expuestas a la pobreza, la violencia y explotación sexual”, dice Wooding.

“Las prácticas y tabúes sobre la sexualidad fortalecen una cultura que no considera trata muchas de las prácticas que valida y por lo tanto no lleva a denunciar a los sospechosos de trata y explotación y contribuye a mantener el problema en los ámbitos de la invisibilidad”,  agrega Tahira Vargas.

A lo largo de los años, el Centro para la Observación Migratoria y Desarrollo Social en el Caribe ha trabajado en investigaciones sobre la problemática de la trata en lo relativo a la isla y la región caribeña, pero esta es la primera vez en la que posa su mirada en la trata interna.

El Observatorio, que en este 2019 conmemora 10 años de una labor orientada a la investigación para la acción, enfocado en las migraciones y a favor de los derechos humanos de migrantes y sus familiares, espera que este libro ofrezca insumos para los hacedores de las políticas públicas y las organizaciones sociales que trabajan la temática.

Sobre el estudio

Si bien el 70% de las víctimas son mujeres, el Estudio sobre la trata interna de mujeres, niñas, niños y adolescentes en República Dominicana recoge  abuso que afectan a los hombres, en especial a los adolescentes, tales como el trabajo forzoso (obreros agrícolas o delivery de colmado), y explotación sexual con fines comerciales.

La trata de personas con fines de explotación sexual comercial se identificó en ambos sexos con adolescentes y personas adultas. En ambos sexos hay dos patrones que se repiten, la explotación sexual de amigos-amigas y la explotación sexual provocada por abusos sexuales.  La contribución y ayudas económica  por parte de amigos  son  formas de ocultamiento del abuso a jóvenes, explicó la  experta durante su presentación.   

El fenómeno va más allá del comercio sexual. Dentro de las violaciones de los derechos de las víctimas encontramos explotación laboral en sexo masculino, matrimonio “honrado” en sexo femenino, matrimonio “servil” o “forzado” en sexo femenino, inserción en redes delictivas en sexo femenino y masculino, explotación laboral en trabajo doméstico.

 

NOTICIAS RELACIONADAS

COMENTARIOS